Servicios

Soluciones customizadas

Notus

Cuando nos encontramos con problemas nuevos o muy particulares en una empresa recurrimos a nuestra capacidad de crear prototipos de forma rápida y ágil, utilizando el portafolio de módulos y algoritmos que hemos ido desarrollando en el tiempo. En estos casos, avanzamos hacia la construcción de una solución customizada para el cliente, un software hecho a la medida de sus necesidades.

Primera etapa: descubrimiento y evaluación

En una primera etapa nos acercamos a sus procesos, aprendemos sobre las operaciones y el nivel de información disponible en su empresa. El objetivo principal es entender en detalle las necesidades presentes, de forma que podamos definir un conjunto de soluciones factibles a partir de nuestro know-how, nuestro portafolio tecnológico y nuestros productos. Finalizando esta etapa evaluamos si existen beneficios reales antes de avanzar, a través de una revisión de la rentabilidad del posible proyecto.

Segunda etapa: diseño del sistema

El nuevo sistema lo diseñamos tomando en cuenta diferentes factores, entre los principales: (1) usuarios y procesos actuales en donde se enmarcará la solución, (2) disponibilidad y características de las bases de datos en la empresa y (3) características de los algoritmos que aplican al problema. En esta etapa buscamos también definir el input y output que tendrá la solución, y la forma en que el usuario va a interactuar con el sistema. La etapa se finaliza con un primer prototipo de la solución, es decir, una maqueta funcional que buscará representar parte de las funcionalidades e interfaces de la versión final del software.

Tercera etapa: desarrollo del sistema

Para el desarrollo reunimos las capacidades necesarias en un equipo de trabajo altamente calificado. De acuerdo a una planificación de trabajo clara, comienza el desarrollo de la solución previamente diseñada y validada. El equipo de trabajo incluirá uno o más representantes de la empresa. A través de un desarrollo ágil se entregarán avances semanales y mensuales, para que los usuarios comiencen a probar funcionalidades desde temprano en el proyecto, de forma que la empresa comience a percibir valor lo antes posible.

Cuarta etapa: implementación y soporte a la medida

La implementación se diseña en conjunto con la empresa para que la solución desarrollada quede bien instalada. Se integra el software con otros sistemas y bases de datos existentes en la empresa. Los usuarios son entrenados y capacitados. El soporte técnico posterior también se diseña a la medida de las necesidades específicas de la empresa, ajustando los acuerdos de nivel de servicio (tiempos de respuesta, nivel de criticidad, entre otros) a lo que requiera el cliente.